I Jornada de Estudios sobre Masonería en Argentina y América Latina

Influencia de la Masonería en el Pensamiento Político de la Revolución de Mayo

22 de Mayo de 2010 / Sede de la Masonería Argentina. Pte. Perón 1242. CABA

Libro “Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en el pensamiento político”

Libro “Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en el pensamiento político”
La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones y a la Universidad de Buenos Aires auspician esta primera edición de nuestro libro “Masonería en la Revolución de Mayo. Influencia en el pensamiento político”, constituyéndose en el primer libro impreso por la editorial de la Gran Logia de la Argentina “Ediciones Masónicas Argentina”. Una investigación del Centro de Estudios para la Gran Reunión Americana, del Equipo de investigación: Ricardo Romero, Roberto Sahakian, Verónica Baston, Antonio Las Heras, Nicolás Breglia, Andrea Marisa Romandetti Dasso, Jorge Cabezas, Sylvia Ruz Moreno, Germán Boure, María del Carmen Romano, Mario Luján Benítez Reyes y textos de Emilio Corbière.

Proyecto de Investigación: Influencia de la Masonería en la Revolución de Mayo

Director: Lic. Ricardo Romero

Nos proponemos en esta investigación analizar los componentes de las ideas masónicas a fin de relacionarlas en su influencia en la construcción del Estado Argentino. Haciendo una construcción analítica de fuentes históricas: documentos, escritos, proclamas y biografías, a fin de dilucidar cuáles fueron los componentes que marcan la influencia de la masonería en el Pensamiento Político de la Revolución de Mayo, sosteniendo que el esquema de Logia permitió un accionar similar a un partido de cuadros en el proceso revolucionario.

Análisis

La Logia Lautaro es la organización emblemática del análisis historiográfico. Debe su nombre a los relatos que contó Bernardo O´Higgins a Miranda sobre la oposición que realizó el toqui mapuche Lautaro a la dominación española de Chile en el siglo XVI. En sus principales objetivos estaba la de lograr la independencia de América, para establecer una confederación de repúblicas. Seguían la línea de los Caballeros Racionales, Logia creada en 1807 y que luego tomaría en Cadiz el nombre mismo de Lautaro.

Es interesante ver que la masonería llega de la mano de los liberales españoles y no de los ingleses, como critica la línea revisionista. De hecho, cuando llegan San Martín y Alvear a Buenos Aires en 1812, venían actuando logias previas, entre la más reconocida fueron las Independencia, una que levantó columnas en 1795 y otra del mismo nombre que trabajaron desde 1806 hasta confluir en la Lautaro. Si bien son logias de influencia masónica, las mismas eran operativas, con lo cual podían salirse del ritualismo y concentrarse en los objetivos específicos establecidos. Además, como comenta José Stevenson Collante, durante el proceso revolucionario, los miembros de la masonería tenían doble investidura, participaban en Logias Regulares Universales y de Logias Operativas de carácter patriótico para la revolución americana. Algunos de los principales miembros a destacar fueron: Francisco de Miranda, Andrés Bello y Simón Bolivar de Venezuela, José María Caro de México, Bernardo O´Higgins de Chiles, Juan Pablo Fretes de Paraguay; y en Argentina actuaron José de San Martín, Carlos de Alvear, Bernardo de Monteagudo, Gervasio Posadas y Tomás Guido, entre otros.

En lo académico, nos señala Emilio Corbiére (La Masonería) que si bien existen marcadas evidencias de los vínculos masónicos, por diversas razones, no se profundizan los análisis de sus implicancias. Existen trabajos que estudian el accionar de las Logias en la región, desde La Logia Lautaro por Emilio Gouchon, La masonería y la independencia de América por Nicolás Navarro, La Logia Lautaro y la independencia americana por Antonio Rodriguez Zuñiga, La Masonería a través de sus hombres por Alcides Lappas, o San Martín, la Logia Lautaro y la Francmasoneria por Fabián Onsari; o análisis específicos estudian la Revolución de Mayo, como uno reciente de Marcela Ternavasio, Gobernar la Revolución, que estudia los poderes en disputa en ese período, y en el cuál la pertenencia de los mismos a la masonería no es problematizada. Y si bien, existe la investigación Lucia Gálvez (Como dios manda? Iglesia, masonería y estado en la Argentina) quien estudia la participación de curas y masones en el proceso emancipatorio.

Lo cierto es, que la mayoría de éstos trabajos tienen un carácter esencialmente histórico y en todo caso, dejan en todo caso como un aspecto anecdótico el vinculo entre masonería y la emancipación, o la mirada se centra en un aspecto histórico del proceso. Se trata de dar una aproximación politológica al análisis para ver los componentes estructurales del pensamiento masónico derivados en el proyecto político de la revolución.



Lanzamiento de la Jornada

miércoles, 4 de marzo de 2015

Can Eating More Often Actually Be The Answer To Losing Weight?

It may seem like a "contradiction" to suggest that eating "more often" is the answer to getting slimmer, but in reality the idea of eating more often is the only way to speed up weight loss.
Everybody understands what a calorie is -- and everybody "knows" that the best way to lose weight is to begin eating fewer calories per day. Right?
Well, not so fast...
The problem with this way of thinking is that the human body does not burn calories based on a "24 hour day." In fact, the 24 hour day is just an arbitrary interval of time, and it has no bearing on how your body burns calories.
You see, the human body burns calories in "real time" -- or in other words it burns calories as you eat them (it does not burn calories based on a 24 hour day).
This means that your daily caloric intake is almost meanin gless when viewed all by itself.
For example, let's take a typical dieter who skips breakfast, but who then eats 900 calories for lunch, 900 calories for dinner and 300 calories for a late night snack - for a total of 2,100 calories per day.
This dieter falsely "thinks" that their intake of 2,100 calories per day is the deciding factor in whether they lose weight or not - but in reality the deciding factor is something totally different...
The "deciding factor" lies in how many calories that they eat per "meal."
For example, if that same dieter took those 2,100 calories per day and divided them evenly into 6 meals (350 calories for 6 meals = 2,100 calories) -- then their body would be able to burn much more of those daily calories throughout the day.
Consequently, the dieter would seriously increase their weight loss results if they did this.
Why is this true?
Simple, because your body burns calories as you eat them, and if you feed your body too many calories at any single "sitting" then the excess calories from that sitting cannot get burned and may wind up stored as fat tissue.
However, if you eat fewer calories per "sitting" then your body has a better chance to burn all of those calories, and if it burns all of the calories at any given meal then your body will be forced to begin burning stored fat tissue for any additional energy that it may need before your next meal (which equals fat loss for the dieter).
So if you eat fewer calories per "meal" but increase the number of meals throughout the day, then you can begin losing more weight while still eating the same number of calories per day (you'll just be doing it via a greater number of meals each day).
So when a dieter uses this method of dieting the "overall calories" consumed each day would be the same, but yet the dieter's body would be able to more efficiently burn those calories on a "per meal" basis - and thus the dieter will lose more weigh t each day.

Watch This Amazing Videos To Learn How To Lose Weight Fast

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada